Exposición “Los caprichos de Goya”

    • Fecha:
      Del 10 de abril al 3 de mayo de 2017 – 17:00 a 21:00

    • Ubicación:
      Sala Julián Casado – Centro Cultural Isabel de Farnesio

    • Organiza:
      Red ITINER de la Comunidad de Madrid

    • Más información:

Los 80 grabados que componen la serie Los CAPRICHOS, obra del pintor y grabador español Francisco de Goya y Lucientes. La serie se publica en 1799, cuando Goya tiene 53 años. La primera reimpresión se editó a entre 1821 y 1836, desconociéndose la fecha concreta, y la última en 1937. La serie está realizada utilizando las técnicas de grabado conocidas como aguafuerte, aguatinta y bruñido.

¿QUÉ NOS QUIERE DECIR LA COMISARIA?

María Toral, la comisaria, nos comenta que LOS CAPRICHOS tienen dos claras divisiones: Una primera parte crítica desde la razón y en una segunda parte desde el absurdo, creando unos grabados fantásticos que le sirven para denunciar los abusos sociales. En esta última parte se sirve de recursos de la caricatura italiana, las facciones de los protagonistas están exageradas y en algunos casos añade rasgos de animales a los rostros para resaltar los vicios y las torpezas humanas.

Los caprichos no tiene un orden coherente pero si unos temas que la estructuran: La superstición (siempre en torno al tema de la brujería); la vida y el comportamiento del clero; la sátira erótica relacionada con la prostitución y el papel de la celestina; y en menor número se refieren a temas sociales como los matrimonios desiguales, la educación de los niños y la inquisición.

OTROS DATOS:

– ¿Sabías que…? Goya fue retratista de la Corte, por lo tanto pintaba por encargo. La técnica del grabado le permitió mayor libertad para abordar los temas que más le interesaban o conmovían.

– La serie estuvo en venta tan sólo catorce días ya que tras perder el poder los ilustrados, La Inquisición podía tomar medidas contra el artista.

– En 1803 ofrece las planchas y los 240 ejemplares estampados al rey, con destino a la Real Calcografía, a cambio de una pensión vitalicia de doce mil reales anuales para su hijo Javier.

– El grabado es una técnica de mucho trabajo y precisión. Consiste en dibujar sobre una superficie de metal con un material cortante que permita dejar una huella. En estas huellas o surcos, que dan forma al dibujo, se aloja la tinta, que es transferida por presión al papel. Para ello se utiliza un tórculo como el que se exhibe en la sala.